Reportajes

La importancia de los hielos eternos del Elqui en el abastecimiento de agua para la zona

El Glaciar El Tapado está ubicado a 30°08’S, 69°55’W, tiene una superficie de 3.6 km2 de hielo y su importancia radica en que es un testigo histórico de la variación climática en los últimos siglos.

El Tapado es uno de los cerros más icónicos de la alta montaña elquina, ya que es el único con una legua glaciar que recorre desde su cumbre hasta su base con más de 1000m de desnivel y pendientes que van desde los 45º a los 60º.

Es uno de los grandes atractivos visuales en la Ruta Internacional que une la Provincia de San Juan en Argentina, con la Provincia del Elqui en Chile. Está ubicado a tan sólo 10 kilómetros del hito más alto del paso internacional Agua Negra, específicamente en el sector de Los Corrales.

Se estima que tiene alrededor de 50 millones de metros cúbicos de capacidad, número que es muy similar a lo que contiene el Embalse La Laguna arriba en la cordillera, que alcanza los 40 millones de metros cúbicos.

Existe una preocupación constante con este glaciar, pues entre los años 1955 y el 2002, El Tapado disminuyó 2.7 kilómetros cuadrados de su superficie, con una tasa de 0.05 km² por año, equivalente a un 67% de su área original. También, en los últimos 40 años, el glaciar experimentó un retroceso de 315 metros cuadrados. ​

Según explicó el Dr. Álvaro Ayala, glaciólogo de CEAZA, «tenemos datos desde el año 1956 del área, imágenes aéreas del año y desde esa fecha calculamos que ha retrocedido, ha perdido más o menos, el 30% de su área, alrededor de 500 metros, lo cual se traduce en volumen perdido».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba