Elqui Opinión

El Túnel de Agua Negra y la pobre ruta 41 CH

Por: Juan Pinto Contreras; Ingeniero Constructor

El  Túnel  del  Paso  de  Agua  Negra  es  una  obra   bastante  importante  desde  el  punto  de  vista  de  la  inversión  de  la  magnificencia  de  obra   y  de  lo  estratégico  que  resulta,  más  para  Argentina  que  para  Chile,   pero   un  túnel  de esas   características  se  entiende  importante  solo  si    forma  pare  de  una  ruta   consolidada,  que  uniendo  ambos  países  ofrezca  una  solución   a  un  problema   concreto y   con  ello  constituya  un factor  de  desarrollo   económico  para  ambos.

Ahora,  ni  lo  uno  ni  lo  otro.  De  esta  obra se  viene    hablando y  analizando   desde  la  década del  ochenta. Muchas  comisiones;  viajes  y  reuniones  en  ambos  lados  de  la  cordillera;  comisiones  y  comilonas, digámoslo.  Con   discursos de  intendentes,  alcaldes  y  parlamentarios,  con  una  prosa   propia de  nuestros  próceres,  con  los  ojos  al  cielo  y  espada  en  ristre. ( En  eso  los   cuyanos  nos  ganan  lejos), de  esos  que  dan  ganas  de  llorar  por  la  hermandad  chileno-argentina,  al  ritmo  de  zamba   y  cueca   y  mucho  vino. Profundos estudios  pagados  por  los  gobiernos,  que  dan  cuenta  de  una  inminente intervención  del  mercado  asiático,  trasporte  de  soja,  turismo  y  otros,  todo   para  decir  que  el  túnel  es  necesario,  que  incluso  se   justifica  el  llamado  Corredor  Bioceánico.  Hasta  allí  vamos  bien. Sin  embargo  nada  da  cuenta  del  profundo  desequilibrio  que,   al estado  actual  de  las  cosas,  se  producirá  entre  el  tránsito  de  todo  tipo  que  se  generaría  con  la  construcción del  túnel  y  la  capacidad   de  la  actual  ruta   41ch,  ya  saturada  con  el  tránsito  local,  sin  considerar  el  impacto  sobre  las  localidades    del  valle.

Como  los  chilenos  somos   expertos  en  desequilibrios. Tenemos de  todo  tipo:  Desequilibrio  en  los  ingresos;  desequilibrio  en  el  uso  del  agua;  desequilibrio  en  la  educación;  desequilibrio por  el  brutal  centralismo,  etc.  Y  como  somos  también  expertos   en  “ echarle  para  adelante” cumpliendo  objetivos  de  corto plazo,  sin coordinación  entre  ministerios, menos  con  comunidades  locales, con  este  túnel   necesario  por  cierto,   estamos  a punto  de   iniciar  un proceso  que    nos  dará  magros  resultados  en la  habilitación de  la  ruta  internacional,  si  no se  toman  medidas  ahora  con   la  capacidad  de  la  ruta  41,  ya sea  con  un  nuevo  trazado  o  con  su  rediseño  de manera   que  no  alteren las  condiciones  locales  de  transporte  del  Valle  de  Elqui,  en  cuanto  a  su  actividad  productiva, trasporte colectivo ,   turismo,  etc.  y  tampoco  no  se  afecte  el  patrimonio  ambiental  que  tanto  ha  costado  mantener.

Reiterando  lo  de  la  ruta 41,  para  nadie  es  un  misterio   que  el  actual  estándar  le  ruta  no  da  para  más.  Solo  la demanda  actual  ha  generado para  Vicuña  una  accidentabilidad  de  352,84   (acc./ 10.000 hab), ( CONASET 2013.)  que  iguala  a  Coquimbo;      y  en este  año  van  ya  6  fallecidos.  Sin  duda  que   las  responsabilidades  son  de  quienes  conducen   pero  la accidentabilidad  aumenta  año  a  año   y  eso  va en  directa  relación  con  la  cantidad de  vehículos. Quienes  conducimos  por  dicha  ruta   sabemos  que  su capacidad  colapsa   a  menudo  y  amerita  su  revisión,   es  decir, no  da  para  más.

Por  lo  tanto,     es  procedente  preguntarse  si  el  túnel  del  paso  de  Agua  Negra  facilitará   el  tránsito  internacional  a  través  de  la  actual  ruta  41 Ch,  aumentando  el  TMDA   es  decir  el  tránsito  medio   anual, y  el  tipo  de este, cuál  será entonces  la  medida   que  se tomará  o  se  tiene  en  mente   para  que esta  ruta  no  colapse  poniendo  en  riesgo  a  las  mismas  personas  que  son  objeto  de  la  inversión  pública señalada.  Esto  sin  considerar las  futuras  faenas  mineras  que  sin  duda aumentarán  los  riesgos   de  la  ruta.  No  se  puede  pensar   en   dejar  el  actual  trazado  de  la  ruta  41. Sería  nefasto.  Es  dable  sugerir  entonces   pensar  en  un  trazado  de  una  nueva  ruta,  por  el  norte  de   la  comuna  y  llegando   al  pacífico  por  la  comuna de  La  Higuera,  dando  oportunidad  de  desarrollo  a  esa  comuna  también  y  no  seguir  con  la  majadera  idea de    seguir   concentrando  todo  y  sobre  exigiendo   lo   existente  so  pretexto  de  que serían  muchos  los  recursos.   Al  menos   se  está  a  tiempo  y    es  conveniente    considerarlo.

banner proyecto visión elquina tunel agua negra (1)

 

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba