Movimiento ciudadano “No Alturas Valle de Elqui” busca informar sobre megaproyecto minero

Roxana Zepeda Rivera
Publicado por Roxana Zepeda Rivera abril 10, 2017 11:11

Movimiento ciudadano “No Alturas Valle de Elqui” busca informar sobre megaproyecto minero

Según antecedentes recabados por este movimiento ciudadano, la minera Barrick Gold tiene un historial de malos comportamientos o lo que ellos consideran “negligencias deliberadas”,  en las que han dañado cuencas hidrográficas y ecosistemas naturales.

El movimiento ciudadano “No Alturas Valle de Elqui” se ha organizado con el fin de obtener mayor información del megaproyecto minero  aurífero “Alturas” de la minera canadiense Barrick Gold,  con el objetivo de difundir y demostrar a la comunidad lo nocivo que son estos trabajos para la totalidad del ecosistema y la actividad turística local, incluso con las prospecciones que actualmente se realizan en el sector.

Este proyecto se emplaza 30 kilómetros al sur de la ex mina El Indio, ubicada en la cordillera de Elqui y que el año 2002 finalizó sus operaciones. Dados los antecedentes de los daños ocasionados por la misma ex minera El Indio y otros proyectos ejecutados por la empresa canadiense, los principales temas que plantea esta organización son que el proyecto Alturas afectaría al territorio, entre estos  contaminación de cuencas hídricas que surten a las comunidades del valle de Elqui; afectación irreversible al glaciar “Tapado” próximo a las faenas; clausura de atractivos turísticos en la alta cordillera como Termas las Hediondas y perjuicio directo a la actividad turística en todo el valle; además de uso de aditivos nocivos para la salud en sus faenas mineras, destrucción del paisaje, sus caminos y huellas naturales, entre los más relevantes aspectos.

Cabe señalar que Barrick Gold cuenta con otros proyectos similares, como Veladero (Argentina) y Pascua Lama (Chile-Argentina).

Alejandra Casanova, empresaria turística en Elqui y socia de la Corporación Municipal de Turismo de Vicuña explica el sentido de esta agrupación, sobre todo considerando que al entender del movimiento ciudadano, la minera tiene un historial de malos comportamientos  o lo que ellos consideran “ negligencias deliberadas”, en las que han dañado cuencas hidrográficas y ecosistemas naturales, “nosotros no estamos buscando ni interesándonos  por medidas de mitigación, porque la contaminación que genera una minera, principalmente lo que está pasando con Alturas arriba que es una prospección (exploración del terreno), que es como un anteproyecto, es bastante contaminante por lo que significa su emplazamiento, todo el movimiento que va a hacer, y lo que preocupa tiene que ver principalmente con las cuencas hídricas, tiene que ver con el movimiento de terrenos, de maquinaria, afectación principalmente al glaciar que hay arriba, entonces hay una serie de antecedentes que hacen desconfiar a la ciudadanía”.

“No queremos megaminería porque va a afectar no solo al ecosistema, no solo a nuestras cuencas hídricas, sino que también va a afectar a un desarrollo turístico sustentable que es lo que estamos trabajando desde la Corporación de Turismo, poder garantizar a nuestros visitantes que es un valle pleno para todo” agregó Casanova.

 Desde que se creó esta agrupación ha asistido a las convocatorias un grupo itinerante de aproximadamente 50 personas de diversas organizaciones y rubros, que se han interesado por debatir respecto a estas temáticas, y para ordenar el trabajo ciudadano se han creado 4 comisiones, una comisión técnica que se encarga de entregar al grupo los detalles del proyecto; otra de coordinación institucional, que realiza acciones y gestiones para convocar instituciones y el Gobierno; la tercera es la comisión de movimiento ciudadano encargada de generar acciones que vayan en pro de la participación, y  finalmente la comisión de comunicaciones, encargada de difundir la información y de hacer declaratorias en caso de ser necesarias.

Aunque en esta ocasión Alejandra Casanova explicó las motivaciones del movimiento del que forma parte, señala que esta agrupación es de carácter horizontal. “Este movimiento es transversal, la vocería no va a recaer probablemente en una persona, sino que en varias personas, pero siempre con una idea en común, estamos informándonos todos acerca del proyecto, la comisión técnica nos ha estado entregando presentaciones y también en paralelo a eso estamos solicitando información a las instituciones respecto al estado del proyecto, cómo se está ejecutando, si es que ha habido fiscalización, estamos buscando información objetiva también” reconoció la empresaria turística.

Otra de las grandes preocupaciones se da porque en dos ocasiones se han contactado con la minera Barrick Gold para que sus representantes asistan a explicar el proyecto y dar sus argumentos, sin embargo a última hora han cancelado su asistencia, “en base a eso dijimos algo está pasando, se genera esta incertidumbre en la gente, mucha desconfianza, por qué ellos suspenden las reuniones que son formalmente convocadas por nosotros, desde ahí también hemos decidido igualmente reunirnos, y eso también ha llevado a que en realidad tenemos que organizarnos para ver cómo enfrentar esto de la minera” sostiene.

Aunque agrega que no se explican respecto a la actitud de la minera, se inclinan a pensar que “tal vez ellos creían que se iban a reunir con un grupo muy específico y luego tal vez se dieron cuenta que se habían sumado muchos actores sociales y ciudadanos, y tal vez no quisieron verse enfrentados a algún tipo de rechazo público” dijo Casanova.

Luego de este trabajo de recopilación de información del movimiento y comprensión de la misma, se viene un proceso mayor de difusión que incluya al resto de la comunidad elquina y explicación de lo que significa el proyecto Alturas, y los aspectos nocivos que a su parecer  tienen para las comunidades que habitan el valle de Elqui, basados en experiencias anteriores de la misma minera como ya se ha señalado.

 

 

Roxana Zepeda Rivera
Publicado por Roxana Zepeda Rivera abril 10, 2017 11:11