Visión de las localidades del Río Elqui frente al Proyecto de Corredor Bioceánico Central

Christian Munoz
Publicado por Christian Munoz diciembre 30, 2014 12:24

Visión de las localidades del Río Elqui frente al Proyecto de Corredor Bioceánico Central

La ruta internacional se une al rio Elqui en el poblado de Rivadavia en el kilómetro 80 y desde ahí hace su trayectoria al borde del camino hasta llegar a la entrada de la ciudad de La Serena.

El Río Elqui comienza en la comuna de Vicuña a 815 metros sobre el nivel del mar  y desemboca en el océano pacífico en la comuna de La Serena. Se forma de la unión de los ríos Turbio y Claro y en su trayectoria pasa por las ciudades de Vicuña y La Serena y por diversos pueblos como Diaguitas, El Tambo, El Molle, Marquesa, entre otros.

 La ruta que lleva el Río Elqui en su trayectoria hacia el mar la comparte en un 90% con el camino internacional Gabriela Mistral, más conocido como ruta D-41, esto comienza en el poblado de Rivadavia y llega a la entrada de La Serena, en este tramo el afluente no se separa más de 300 metros de la vía, por lo que cualquier arreglo que se le haga a la ruta inferirá en las ciudades y pueblos por donde pasa el río.

 El megaproyecto del Corredor Bioceánico que unirá a la ciudad de Porto Alegre en Brasil y la ciudad de Coquimbo en Chile, a través de un camino que pasará también por Argentina, tiene como posible último trayecto la ruta 41. Frente a esto la opinión de las personas que habitan el Valle del Elqui es diversa, por un lado está el progreso económico y turístico y por otro la incertidumbre de los efectos que tendrá el proyecto en el valle.

La ciudad de Vicuña es también conocida como “El capital del Valle del Elqui”, esto debido a que es el centro neurálgico de la comuna y también su capital, ubicada a 620 msnm, posee una población de 26.010 habitantes de los cuales gran parte se desenvuelven en la labor agrícola.

Otro factor importante de la economía local es el turismo, por lo que los efectos de la apertura de un túnel que mantendrá la conexión terrestre entre Argentina y Chile abierta durante los 365 días del año puede parecer una buena opción para el desarrollo de ese ámbito, pero esto genera controversia en la ciudad, ya que la apertura del Túnel de Agua Negra puede traer consigo la iniciación del corredor bioceánico por la ruta.

Roxana Rodríguez, presidenta de la Unión Comunal de  Juntas de Vecinos, debido a su cargo posee una visión más holística de cómo ve cada poblado y población de Vicuña la creación del Túnel de Agua Negra, y si bien asume no conocer personalmente mucho del hecho, a través de las opiniones que se generan cuando se habla de tema comprende las necesidades de cada lugar frente al proyecto. “Lo que nosotros tenemos entendido es que será beneficioso para nosotros desde el punto de vista turístico, y de lo que tenemos algo de miedo es del tráfico que habrá, el  tránsito vehículos, porque no sabemos si van a pasar directo, ni cuantos camiones pasarán a diario, eso es el problema es que hay mucha incertidumbre, pero todos sabemos que turísticamente hablando será bueno para nosotros, porque estamos a la entrada del paso fronterizo” declaró Rodríguez.

Frente a este tema también se han hecho reuniones que incluyen a los representantes de los pueblos aledaños al camino Gabriela Mistral, quienes han mostrado sus inquietudes por el corredor. “En la reunión se habló del corredor, porque encuentran que  puede ser beneficioso, pero el tema es el tráfico de vehículos, romper los cerros, dañar  la carretera, anchar y sacar gente de los pueblos, esto debido a que hay pueblos como Huanta y Chapilca que tienen las casas cerca de la carretera y al ancharse la vía traería consecuencias para ellos. Eso nos preocupa, es el daño al ecosistema que se puede producir” afirmó.

La visión de lo que significará el proyecto varía según los sectores en que se encuentre y un ejemplo claro de ello es el poblado de El Arrayán, ubicado dentro de la comuna de Vicuña, posee una cantidad de 828 habitantes. El pueblo se encuentra distante de la ruta 41, por lo que no se vería afectado directamente por los arreglos que se produjeren en el camino. Para Yaneth Araos, presidenta de la junta de vecinos, la apertura del túnel Agua Negra significa un gran paso para el avance de la comuna, ya que el concretar este proyecto significará el uso de mucha mano de obra, lo que traerá beneficios a la parte económica de una zona que se ve azotada por una sequía hace 8 años. “Es un impulso tremendo para  la región y para el valle, porque de momento de que hay arreglos en la carretera se solicita mucha mano de obra y allí llega el beneficio, el tener más fuente laboral que es lo principal que hace falta en el valle”, afirmó Yaneth, aunque también habló de los problemas que se pueden presentar en lo que maneja la economía local actualmente. “Lo que se pone en riesgo es el tema del turismo, esperamos que esto aumente y no se vaya a  perder, porque a lo mejor por tanto traslado de vehículos, maquinaria pesada, camiones pesados que pasen por cerca de Vicuña, puede hacer perder un poco la visita de personas al valle. En esa parte habría que buscar alguna alternativa para que no sufra daño el turismo que es lo que más hay en el Elqui, lo que más tenemos” dijo Araos.

Opinión que comparten en el poblado de Talcuna, donde ven esta oportunidad como un progreso para los poblados de la comuna, así lo afirmó Wilson Castillo, presidente de la junta de Vecinos de Nueva Talcuna.  “El Túnel de Agua Negra para mi comunidad está bien y yo creo que para todos los pueblos rurales, porque esto va a necesitar trabajo, mano de obra y que los pueblos rurales se identifiquen más. Y en tanto a daños creo que es imposible porque mientras más sea reconocido nuestro valle y nuestra comuna es mejor, porque así vendrá gente de todos lados” afirmó.

Cada año en los meses de noviembre o diciembre, dependiendo del clima, se da apertura al Paso de Agua Negra lo que involucra una ceremonia en la que están presentes los intendentes, gobernadores, alcaldes y varios entes políticos de chile y del país trasandino. En el año 2014 la fecha de apertura fue el 26 de noviembre y una de las personas que se hizo presente en ella fue el ex consejero regional, el ingeniero Pablo Muñoz, quien vive en el poblado de Diaguitas (localidad ubicada a la orilla del Río Elqui por frente a la ruta 41), por lo que conoce el tema del Corredor Bioceánico desde el punto de vista político y desde la mirada del ciudadano que se verá involucrado en el proyecto.

Para el por hoy asesor del Ministerio de Obras Públicas el corredor es una necesidad para concretar la integración latinoamericana y el de la región con el mundo, también destaca la importancia de este túnel con los proyectos que se tengan como América del Sur, “cuando tengamos el túnel lo que vamos a tener es un camino abierto todo el año y lo que vamos a estar celebrando es que a todos nos va a ir bien con un túnel, con el paso abierto todo el año. Con el Corredor Bioceánico, con una integración  latinoamericana, con una integración e inserción en nuestra Región  de Coquimbo en el ámbito de América del Sur, en igualdad de condiciones  con los demás territorios sub nacionales que están en esta parte del mundo. Donde desde luego el túnel es la clave, la llave maestra que va abrir  las puertas de las conectividad y que va a permitir que pasen muchas cosas beneficiosas para nuestra región” explicó el ingeniero.

Varias miradas para un mismo proyecto, si bien la incertidumbre de no saber que pasará a futuro con las vías preocupa a las personas del Valle del Elqui, el beneficio económico que puede traer a la zona la puesta en marcha de este megaproyecto no deja de convencer a muchos.

Por el momento la única esperanza que tienen las personas que habitan cerca de Río Elqui es que el Corredor Bioceánico no signifique un cambio en sus vidas, ni mucho menos perder el encanto que posee el Valle del Elqui.

 banner proyecto visión elquina tunel agua negra (1)Captura Vicuña (62)

 

 

Christian Munoz
Publicado por Christian Munoz diciembre 30, 2014 12:24