En Vicuña finaliza programa de capacitación a cuidadores de personas con discapacidad

Roxana Zepeda Rivera
Publicado por Roxana Zepeda Rivera junio 10, 2016 16:38

En Vicuña finaliza programa de capacitación a cuidadores de personas con discapacidad

La iniciativa que funcionó durante tres meses en la comuna de Vicuña pudo aplicarse gracias a un programa del Ministerio de Desarrollo Social en conjunto con la municipalidad de Vicuña a través de la Oficina de la Discapacidad.

Agradecimiento, emociones, aprendizaje y alivio tuvieron 45  cuidadores de personas en situación de discapacidad de la comuna de Vicuña, quienes durante 4 semanas fueron acompañados por profesionales del área salud.IMG_9905

La iniciativa que corresponde a un programa del Ministerio de Desarrollo Social que aplicó la municipalidad de Vicuña a través de la Oficina de la Discapacidad, consideró tres grupos de 15 personas, atendido cada grupo semanalmente durante un mes; por una parte “Respiro y alivio”, que consistió en el acompañamiento durante dos horas semanales a la persona en situación de discapacidad con el objetivo de que su cuidador o cuidadora pudiese darse un espacio propio para desarrollar la actividad que considerase necesaria, y capacitación una vez a la semana también, en diferentes temáticas y además un espacio para compartir experiencias.

 El alcalde Rafael Vera valoró este acompañamiento destacando la importancia de haber conocido historias de personas que entre sí pudieron contenerse. “Son 45 familias, 45 historias que han vivido con la tristeza, que han vivido con los problemas, con familiares que tienen algún tipo de discapacidad, que están postrados muchas veces en sus hogares y que su familia ha sido quien ha tenido que preocuparse de ellos y que muchas veces ha significado un encarcelamiento dentro de sus hogares, que no han podido salir, que no han podido salir y hacer otras cosas”.

Por lo demás el edil destacó que estas iniciativas “han ido en la línea de entregarle algún apoyo técnico, psicológico, pero también un apoyo físico para que ellos puedan salir, tener un par de horas disponibles” agregó el jefe comunal.

Rosa Araos, técnico en enfermería de nivel superior, fue parte del equipo que apoyó el acompañamiento durante dos horas semanales, quien trabajó en conjunto con la kinesióloga quien explica “en este caso la misión era entregarles a ellos un alivio, nosotros como profesionales hacer todas las actividades, para que ellos tuvieran más confianza de tomarse ese respiro” detalló.

La profesional reconoce que muchos de los cuidadores no se tomaron el respiro propiamente tal, lo utilizaron como una instancia para mejorar en el cuidado de sus seres queridos, “nos encontramos con la necesidad de los cuidadores que ellos querían aprender, porque no manejaban el tema” agregó la profesional.

Rosa Campusano tiene un hijo de 21 años y se moviliza en silla de ruedas, ella pudo conocer otras historias de vida dentro de este grupo. “Me llamó mucho la atención una esposa, me marcó, por el hecho de que ella cuida a su esposo, a su padre y a un hermano, y esto nos ayudó bastante porque nos dimos cuenta de que el problema que tenemos cada uno es mínimo a lo que ella padece por decirlo de alguna manera, aunque ella lo hace con todo el amor del mundo” sostuvo campusano.

Otro de los agradecimientos de esta madre, fue la capacitación técnica que recibieron. “Reconocer una escara, reconocer que tú eres la principal persona que tienes que ayudar a tu ser querido, o si no está todo mal (…)  (durante las dos horas de visita domiciliaria) pude pensar en otra cosa, pude relajarme, yo tenía un pequeño proyecto que pude hacer esperando esas dos horas de cada martes” reconoció Campusano.

René Rodríguez está en una silla de ruedas, producto de su avanzada diabetes,  tuvo que ser amputado, lo que lo dejó por razones lógicas, con una depresión, aunque reconoce que recién ahora está en un proceso de asimilación de su enfermedad, este acompañamiento lo ayudo bastante en este proceso. “Con los programas que ha entregado la oficina de la Discapacidad fabuloso porque yo he estado con depresión, soy joven y no quería estar sin hacer nada, ahora puedo hacer ejercicios, desplazarme en la casa con la ayuda de mi hija que normalmente está conmigo y creo que esto me cambió la vida” reconoció.

Este joven padre pensó bastante en su hija, quien normalmente lo cuida, por lo que este programa les cambió la vida a los dos. “Es bastante la carga que lleva ella, todavía no termina la enseñanza media, y sin embargo lo hemos llevado súper bien en cuanto a la instrucción que ella ha tenido para apoyarme” sostuvo con alegría.

 

Roxana Zepeda Rivera
Publicado por Roxana Zepeda Rivera junio 10, 2016 16:38