El Paso de Agua Negra una ruta con historia

Christian Munoz
Publicado por Christian Munoz noviembre 10, 2014 19:25

El Paso de Agua Negra una ruta con historia

Antes de que el Paso de Agua Negra existiese, los comerciantes de ganado tenían que pasar por senderos de “uñas”, estos eran los caminos que se formaban por el paso continuo de los animales.

En 1865 la necesidad de tener un camino que conectase a Chile con Argentina ya se hacía presente para los comerciantes de ganado de las localidades cercanas a la cordillera. Esto junto a la urgencia del Departamento de Elqui por contar con más recursos, hicieron que el entonces Gobernador del Departamento del Elqui, Juan de Dios Pérez de Arce, ordenara la construcción de un camino tropero, que remplazaría a los viejos senderos ya existentes. Pero no fue hasta cien años después, en el Gobierno del presidente Eduardo Frei Montalva, cuando la inauguración del camino internacional del Paso de Agua Negra se hizo efectiva.

Antes de que el Paso de Agua Negra existiese, los comerciantes de ganado tenían que pasar por senderos de “uñas”, estos eran los caminos que se formaban por el paso continuo de los animales. En un informe realizado en 1902 por el Ejército argentino definió que había 97 pasos entre la Provincia de San Juan y el territorio chileno, de los cuales no más de 20 eran transitables, pero la gran cualidad que hacía que el sendero de Agua Negra fuese el más relevante para pasar desde San Juan a Coquimbo, era que este no exige cruzar por ningún cordón de gran elevación lo que lo hacía más expedito, aunque un tanto dificultoso para el cruce del ganado al tener que pasar por el Rio Elqui. “Para ganado es muy áspero de ambos lados de la cordillera y tiene en Chile el paso del Río Elqui que es muy dificultoso, razones por las cuales los ganados que llegan a tocar esta vía llegan muy estropeados. Este camino se considera el mejor y más corto entre San Juan y Coquimbo, necesita sólo una compostura que limpie la vía de tanta piedra que tiene”, decía Emilio Maurín Navarro en 1967, en su libro “Contribución al estudio de la historia vitivinícola argentina”, dejando clara la necesidad de que el importante sendero fuese arreglado.

El otro motivante para que el Paso de Agua Negra se concretara como la principal vía en la cuarta región de Chile con el país trasandino fue los problemas económicos que vivía el Departamento del Elqui a mediados del siglo XIX. En ese momento el alto precio de los impuestos que debían pagar los productos del valle para ser introducidos a otros departamentos de la república, tenía a los municipios tomando medidas extremas para recaudar recursos. Un ejemplo claro de ello fue la Municipalidad de Vicuña, institución que instauró impuestos a todos los establecimientos y eventos que se presentaran en la comuna, sólo los eventos de tipo piadoso se escapaban de pagar las contribuciones, pero aun así los ingresos hacían imposible hacer una obra de utilidad, aun cuando esta fuese urgente, lo único que ayudaría a obtener recursos era arreglar el camino hacia Argentina y  cobrar por su uso. “Quizás el único medio que aparece por ahora conveniente y expedito para incrementar en lo posible los recursos municipales, es el de levantar un empréstito para la refacción del camino que une este departamento con las provincias argentinas, grabando en 1,20 pesos la importancia de cada cabeza animal vacuno y en 1 o 2 cada animal de carguío”, decía el Gobernador Departamental de Elqui en el Folio 120 de 1855.    

Dos Departamentos en busca de un camino

El crear una ruta entre un sector y otro históricamente ha traído beneficios económicos para las zonas. En 1904 las actividades mineras y agrícolas, del entonces Departamento del Elqui, se veían favorecidas con la construcción de una nueva línea férrea desde Coquimbo hasta el pueblo de Rivadavia, la que provocó un impulso en sus producciones. Por esta razón el interés de parte de los vicuñenses por contar con una ruta que uniese a través de este departamento a Argentina con Chile se hizo notar. El 25 de octubre de 1833, para demostrar su interés por el camino, los habitantes de Vicuña eligieron a los representantes del Comité pro Camino Internacional, que con la ayuda del presidente de la Cámara, Gabriel González Videla, intentaban que el Gobierno se hiciera presente en el proyecto, pero pasaban los meses y mientras el camino por parte del lado argentino avanzaba su creación, en la parte chilena aún no se comenzaba, lo que provocó que la prensa del Departamento del Limarí comenzará con una campaña, para que en la zona de Rapel, ubicada en el sector de Limarí, se quedase con el camino en desmedro del paso por Agua Negra.

Fue una batalla de prensa y de comités para ver quien se quedaba con los recursos para construir el camino, ambos exponían la gran factibilidad de hacer la ruta por sus departamentos, pero no fue hasta el informe entregado por el ingeniero José Segovia que la respuesta apareció: “La solución más ventajosa, en sus diversos aspectos, vale decir: técnica y económicamente realizable en relación al potencial económico de nuestra provincia es el Paso de Agua Negra”, escribió el ingeniero en una nota al Gobernador de la Provincia de San Juan, Ruperto Godoy. Lo que fue fundamental para que el camino fuese trazado por el Departamento del Elqui.

El Paso de Agua Negra más que un simple camino para transporte, es una ruta que ha unido al pueblo chileno con el argentino a través de historias que se han vivido en él, el escritor Rodrigo Iribarren, rescata en su libro “Agua Negra: Historias de un camino”, cada uno de los sucesos “la construcción del túnel en la alta cordillera, el mejoramiento y ensanchamiento gradual de la ruta de acuerdo a los requerimientos, la ampliación del puerto y su conectividad, sin duda, son los pasos más trascendentes que se están dando hoy, y se deberían dar mañana, para dar cumplimiento a los objetivos trazados inicialmente”. Con estas palabras el escritor da el epílogo del libro, dando a conocer que este trayecto que empezó hace más de 100 años, con la idea de ser una ruta económica, se ha transformado en el sendero que ha unido a dos naciones divididas por la gran cadena montañosa de los andes, y que el próximo paso para el progreso, es el anhelado túnel que unirá a estos dos países hermanos.

banner proyecto visión elquina tunel agua negra (1)

 

Christian Munoz
Publicado por Christian Munoz noviembre 10, 2014 19:25