Aseguran que la Hidroeléctrica Puclaro ha sido exitosa y el balance para la Junta de Vigilancia es muy positivo

Elquiglobal
Publicado por Elquiglobal mayo 16, 2016 14:25

Aseguran que la Hidroeléctrica Puclaro ha sido exitosa y el balance para la Junta de Vigilancia es muy positivo

Si bien esta central debió paralizar la generación entre 2012 y 2014 debido a la escasez hídrica imperante en la Región, y por tanto el bajo nivel de cota de generación en el Embalse Puclaro, la experiencia en condiciones normales de operación es muy positiva y el balance de ingresos muy favorable en todo el período de generación.

 La región de Coquimbo cuenta con tres centrales hidroeléctricas de paso, Los Molles, Hidroeléctrica Paloma e Hidroeléctrica Puclaro. Las dos últimas centrales se vieron fuertemente afectadas en su funcionamiento, debido a la prolongada sequía en la Región, que redujo de forma importante e impactante los niveles de embalse, debiendo interrumpir la generación en la central de Puclaro por un par de años.

Hidroeléctrica Puclaro (HP) fue inaugurada el 6 de mayo de 2008, instalada a los pies del embalse Puclaro, con una inversión público-privada que superó los US$ 7 millones. Para su ejecución, la Junta de Vigilancia del Río Elqui (JVRE) se asoció a la empresa de Gestión  de Proyectos Eléctricos (GPE), que se encargó de las gestiones y autorizaciones previas, ingeniería, construcción y operación, aportando los avales necesarios y el 58% del capital requerido.

Tras ocho años de funcionamiento, con la interrupción por falta de agua antes señalada, el Director de la Hidroeléctrica, Mario Jofré, señaló que “en términos generales, ha sido una experiencia exitosa, el balance es muy positivo y ha quedado demostrado que se pueden apalancar recursos e inversiones en obras de riego, que son totalmente compatibles y supeditados al reparto y demanda de agua para de riego”.

Sobre las interrupciones en la generación, agregó que la fragilidad de la cuenca en términos de oferta de agua ha significado períodos de generación altos, medios y nulos. Este escenario hídrico obligó a que, tras un par de años de operación, se debiera renegociar con la Banca los créditos para tener la certeza de cumplir los compromisos financieros.

Sin embargo, y a pesar de las dificultades de oferta de agua, “la central hasta el momento ha estado con todos sus compromisos financieros al día y las mantenciones y seguridad de las instalaciones están con el mejor estándar de operación que exige este tipo de industria”.

Con una capacidad instalada para producir 5,4 MW, actualmente Hidroeléctrica Puclaro está generando 1,1 MW con un caudal de 3,2 metros cúbicos por segundo, con una altura de embalse de 50 metros.

Beneficios para los regantes

En la medida que la hidroeléctrica esté en régimen de generación, podrá entregar utilidades y por tanto dividendos a sus socios. El destino de los recursos monetarios aportados por HP, se asignan o invierten según lo decida la Asamblea de Regantes, sin embargo, en primera instancia deben destinarse a cubrir los costos fijos anuales de operación de la central y los compromisos financieros del crédito que financió la construcción de la Hidroeléctrica.

Cubierto esto, Jofré agregó que “el Directorio de la JVRE ha tomado una política de reservar recursos financieros para cumplir nuestros compromisos con la Banca, dado que la experiencia de los últimos años ha demostrado que producto de la sequía la Central no pudo operar y por tanto no hubo ingresos, y los compromisos bancarios deben cumplirse con sequía o sin ella”.

Durante los primeros años de funcionamiento, este negocio reportó importantes recursos, los que fueron destinados a subsidiar fuertemente la cuota social de los accionistas y a capitalizar los activos de la organización, como por ejemplo, la construcción del Edificio Corporativo ubicado en La Serena, entre otras inversiones y mejoras en infraestructura en los embalses Puclaro y La Laguna y bocatomas de canales.

Finalmente, si se pudo retomar la generación en 2014 fue gracias a la instalación de un nuevo rodete en una de las dos turbinas, que permitió generar con menor altura de agua –o cota- en el embalse. Jofré puntualizó que “desde esa fecha hasta fines de Diciembre del 2015, se generó con este nuevo rodete, es decir, se comenzó a trabajar con una turbina diseñada para generar con menos cota. Posteriormente, una vez alcanzado los 42.5 metros de altura de agua en el embalse, se procedió a realizar el cambio a la Turbina N°2, con la cual estamos hoy día generando”.

 

 

Elquiglobal
Publicado por Elquiglobal mayo 16, 2016 14:25