Academia del agua, proyecto British Council: Niños de Pisco Elqui aprenden sobre propiedades del vital elemento

Cristian Pérez Trujillo
Publicado por Cristian Pérez Trujillo octubre 15, 2015 19:53

Academia del agua, proyecto British Council: Niños de Pisco Elqui aprenden sobre propiedades del vital elemento

La academia ya cuenta con tres meses de ejecución, con la participación de cerca de veinte alumnos de la escuela Gerónimo Godoy Villanueva

La actividad se desarrolla como parte del proyecto British Council “Collaboratory CHile Scotland ISotope” que financia los Fondos Newton-Picarte (del Gobierno Británico) y de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT). En su parte científica, la iniciativa busca identificar el origen, la dirección y edad del agua a través de las huellas de átomos de un mismo elemento. El proyecto también busca difundir conocimiento científico en los menores del sector de Pisco Elqui, junto con generar nuevas capacidades en ellos.

La academia ya cuenta con tres meses de ejecución, con la participación de cerca de veinte alumnos de la escuela Gerónimo Godoy Villanueva, según explica Pilar Aguirre, coordinadora de la instancia.

“Empezamos con los talleres en julio, con nuestra primera salida a terreno en agosto. Hacemos la academia cada viernes y sábado con chicos de entre 9 y 13 años. Es un grupo bastante diverso de la localidad de Pisco Elqui y con muchas inquietudes, lo que hemos ido descubriendo en el transcurso de esta academia”, señala Aguirre.

La profesional detalla que la academia busca fortalecer el lenguaje de los niños en cuanto a lo que ocurre con el ciclo del agua, para entender lo que ocurre con los procesos dentro del sistema.

“Tenemos un potencial en estos niños que han podido diversificar su lenguaje, como también el conocimiento del entorno. Si bien, nosotros vivimos constantemente en este lugar, no lo conocemos. Eso nos da un valor agregado en cuanto a ser el vínculo con la identidad de los niños y el lugar que habitan”.

Aguirre explica que esto último ha sido un objetivo que se suma al principal de la academia. De esta manera, los jóvenes han conocido las propiedades del agua, su origen, cómo es absorbida por la tierra, entre otros fenómenos a través de instrumentos especializados para ese trabajo.

Christopher Díaz, de 5º año básico cuenta que le gusta la academia porque van a la cordillera y aprenden sobre el agua. “Analizamos rocas, paseamos harto. Nos enseñan cómo cuidar el agua, a procesarla, etc”.

En tanto, Samantha Salazar, de 3º Básico manifiesta con detalles que ha aprendido que la condensación es cuando el agua va subiendo y forma la nube y que el agua es muy importante para tomar, vivir, para no secarse, para ducharse y cepillarse los dientes.

“Aprendí que cuando el agua se condensa y forma las nubes puede que caiga lluvia o nieve, dependiendo de si hace más o menos frío”.

El Dr. Eric Sproles, director del proyecto British Council, asegura que es necesario sociabilizar el conocimiento científico para generar mayor interacción  y potenciar el desarrollo de las capacidades entre las comunidades.

“Cuando planteamos este proyecto, pensamos que sería una buena idea tener una academia, porque si queremos cuidar los recursos para el futuro, los chicos deben aprender cómo hacerlo”.

El Dr. Sproles espera que los chicos que participan puedan disfrutar de la ciencia y aprender más.

“El final de este proceso será como en 10 o 15 años, cuando estos chicos estén tomando las decisiones en su comunidad. Ellos podrán utilizar el conocimiento que están adquiriendo ahora para el futuro de este valle”, asegura.

Cristian Pérez Trujillo
Publicado por Cristian Pérez Trujillo octubre 15, 2015 19:53